miércoles, 3 de octubre de 2007

Puntos a tener en cuenta para una entrevista

Como realizar una entrevista

· El entrevistador debe esforzarse por plantear las menos preguntas posibles. La entrevista no es un interrogatorio, ni una encuesta por cuestionario. El exceso de preguntas siempre da el mismo resultado: el entrevistado de inmediato tiene la impresión de que solo se pide que responda a una serie de preguntas precisas y evitará comunicar lo profundo de su pensamiento y de su experiencia. Sus respuestas serán cada vez más breves y menos interesantes.

·En la medida que sea necesario, se deben realizar un mínimo de intervenciones para reubicar la entrevista de acuerdo a sus objetivos, para impulsar la dinámica o incitar al entrevistado a profundizar ciertos aspectos importantes del tema tratado. Es importante que en la entrevista, el entrevistado exprese su “propia realidad”, en su propio lenguaje, con sus propias categorías conceptuales y sus marcos de referencia. Esto es porque muchas veces el entrevistador impone sus propias categorías mentales, y de esa manera, confirma lo que el investigador pensó con anterioridad.
· Ejemplos de intervenciones que facilitan la expresión libre del entrevistado:

“Si comprendo bien usted quiso decir que…”
“Hmmm…si…” (Para expresar atención e interés)
“Usted me dijo hace un momento que…” (Para volver a un punto que merece ser profundizado). “Puede usted precisar…”
“Que quiere decir exactamente por…”


·No hay que temerle a los silencios. Éstos atemorizan siempre al entrevistador principiante. Algunas pequeñas pausas durante la entrevista le permiten al que responde reflexionar con más calma, concretar sus recuerdos, y sobre todo, darse cuenta de que dispone de un importante margen de libertad. Querer acabar con el más mínimo silencio expresa un reflejo de miedo y tentación tan común como peligrosa, puesto que incita a multiplicar y a reprimir la expresión libre.
·El entrevistador debe evitar la aprobación, ya que si el entrevistado se acostumbra a ella, y le toma gusto, interpretará posteriormente cualquier actitud de reserva como signo de desaprobación.
·Por otra parte, es necesario vigilar que la entrevista se lleve a cabo en un ambiente y contexto adecuado. Resulta inútil pensar que la entrevista será profunda y autentica en un lugar donde hay otras personas, en un ambiente ruidoso e incomodo, donde suene constantemente el teléfono, o puedan interrumpirlos. Además se debe advertir al entrevistado de la probable duración de la entrevista.
·En cuanto al planto técnico, es indispensable registrar las entrevistas. El registro de todas maneras, se subordina a la autorización previa de los interlocutores. Eso se acuerda con anterioridad.
·Se debe evitar dentro de lo posible tomar notas durante la entrevista, porque distraen al entrevistador y al entrevistado, que no deja de considerarlas como un indicador del interés que su interlocutor le otorga a la conversación. Resulta útil, anotar de vez en cuando algunas palabras con el fin de estructurar la entrevista. Puntos a aclarar, preguntas sobre las cuales hay que volver, temas que falta por tratar, etcétera
·El entrevistador fija de antemano los temas a propósito de los cuales desea que su interlocutor exprese lo más libremente posible la riqueza de de su experiencia o lo profundo de su pensamiento y de sus sentimientos.